Noticias

Un acusado de pegar a dos gais les amenaza de nuevo a la salida de los juzgados


2018-11-07
https://elpais.com/ccaa/2018/11/06/madrid/1541523485_991485.html
El País

Las víctimas se han refugiado en una cafetería hasta que ha llegado la policía Un vecino del municipio madrileño de Fuenlabrada, de 24 años, acusado de haber pegado e insultado a una pareja gay el pasado agosto les ha amenazado y les ha increpado de nuevo este martes a la salida de los juzgados. El supuesto autor les ha acusado de ser “acosadores de niños y discapacitados” y “sinvergüenzas”, entre otros improperios. La titular del Juzgado de Instrucción número 1 ha suspendido la vista por un delito leve (antiguo juicio de faltas) para ver si abre diligencias previas por un delito de odio.

El supuesto autor ha afirmado antes de entrar en los juzgados que él había sido el agredido y que los dos gais la emprendieron a golpes contra él “sin que hubiera ningún motivo”. De hecho, se ha justificado en que tiene "amigos homosexuales". Este camarero y aficionado a los deportes de contacto ha acusado a la pareja gay de pertenecer a bandas latinas.

La juez ha citado al denunciado y a sus víctimas para celebrar un juicio por un delito leve de lesiones y de maltrato de obra. Los abogados de la pareja gay, los hermanos José María y Jesús Garzón, han presentado esta mañana un recurso antes del inicio de la vista para transformar el procedimiento en un delito de odio. La magistrada ha aceptado la suspensión de la vista, pese a la oposición de la abogada del denunciado.

La pareja ha salido del juzgado y ha mostrado su satisfacción al conseguir que al menos la juez estudie el caso en profundidad. Después se han marchado a la estación de Renfe. En el trayecto se han topado con el presunto agresor, que estaba junto a una chica. Este se ha cruzado de acera y se ha dirigido hacia ellos, mientras les mostraba la citación judicial: “Esto es lo que habéis conseguido, hijos de puta. Sois unos mierdas, acosadores de niños y discapacitados. Sois unos sinvergüenzas”, les ha soltado el acusado, según consta en la denuncia presentada en comisaría y a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

La escena se ha repetido a lo largo de unos 200 metros hasta que la pareja y sus dos acompañantes, integrantes de la asociación en defensa del colectivo LGTBI Arcópoli, se han refugiado en la cafetería de la estación. Desde allí han llamado a la Policía Nacional. Cuando han llegado los agentes, el presunto autor ya se había marchado. “Tengo miedo de este individuo porque vive en el mismo barrio que yo y le tengo que ver todas las noches cuando vuelvo a casa”, ha confesado uno de los gais. Sus abogados tienen previsto pedir una orden de alejamiento para impedir que el denunciado se pueda acercar a los dos gais a la vista de lo ocurrido esta mañana.